martes, noviembre 06, 2007

.....bla.......

Camino. Deambulo. Merodeo las calles en busca de nada, deseando encontrarlo todo.
No tengo rumbo fijo. Hoy, como tantas veces, mis pies se mueven a tientas de un estado de ánimo rutinario. Doblo en una esquina conocida a la que he olvidado su nombre.
Paso por una plaza que una vez fue un cuento de alegría. La miro y vuelvo a escribir esas palabras en mi cabeza. El día es hostil...el viento...la llovizna tenue...el sol ya no está...la gente tampoco. Me detengo unos segundos y veo a los personajes de mi historia tirando caños y gambetas. La plaza desierta.
Sigo. Camino sabiendo que quisiera correr. Me siento una montaña de pólvora...una guerra que nunca estalla...un barrilete sin hilo...un cordón desatado...una mirada fría...un llanto sin lágrima...una película sin final...una copa sin brindis.
Camino. Pienso para no pensar. A veces quisiera fumar. Me agarran esos deseos de sostener un cigarrillo entre mis dedos y delegarle a la nicotina, al tabaco, toda mi atención. Dar una pitada para pasar los eternos minutos que se me van entre tanta nada.

1 comentario:

Martín dijo...

Gringo:
Bueno, en realidad no soy muy bueno en esto así que puedo decir lo que me salga, ahí va.
Tuve la sensación, al leer ...bla... de verte caminando por la plaza, mirando a la gente, una faceta tuya que nunca tuve la suerte de conocer.
No se me caiga amigo, solamente es un "hoy". Igual, también me parece que de vez en cuando está bueno darse el lujo de sentirse "acorralado", deambulando, no se. Creo que esos momentos sirven para disfrutar más de otros después.
Bueno, mientras tanto, tratá de no empezar a fumar... o si? no se, preguntatelo.
Abrazo