sábado, octubre 25, 2008

Dame la mano

Cuando arda el amor,
no estaré a tu lado,
estaré lejos.

Será por cobardía,
por no sufrir,
por no reconocer que no supe
cambiar todo esto.

Arderá el amor;
arderá su memoria
hasta que todo sea como lo soñamos
como en realidad pudo haber sido.

Pero yo ya estaré lejos.
Será tarde para lamentos
y nadie podrá todavía asombrarse
de lo que tiene.

Antes que nada, antes
de sospechar,
vivamos esto, que más no sea, y que
por ahí es demasiado.

Vivir, sin
que nadie admita; abrir el fuego
hasta que el amor, rezongando, arda
como si entrara en el porvenir.

Fransisco "Paco" Urondo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿¿Che y vos no das premios al mejor comentario??

Capaz que si lo haces te va mejor, no es que el blog sea aburrido, pero ¿qué tienen que ver el llanto y el amor con el futbol?

Lindito el blog.

lavueltaalperro dijo...

ja! El fútbol es fútbol justamente por eso, un tiempito antes existieron el llanto y el amor para darle sentido.

fulano/martínvillarroel dijo...

Paco Urondo era un grande! Abrazos che...

Soledad Soler dijo...

Grosso Urondo...y vos, por citarlo.